¿Qué es balance de blancos en la fotografía?

dr

El balance de blancos en la fotografía

En el mundo de la fotografía, sobre en el ámbito profesional existen una gran cantidad de factores a tomar en cuenta para tomar una fotografía perfecta o cercana a la perfección.

Está la adaptación al ambiente, la selección del lente correcto, el enfoque correcto, entre otros aspectos.

Uno de los aspectos más importantes a tomar en cuenta sobre todo en espacios con poca luz es el balance de blancos, el cual vamos a explicar a continuación.

El balance de blancos en la fotografía profesional, también llamado equilibrio de color o de blancos, se enfoca en el ajuste realizado a través del software integrado de la cámara digital, el cual busca resaltar y mejorar la imagen estableciendo un equilibrio entre los colores y la luz.

Este balance generalmente se enfoca en regular los colores neutros, entre el blanco y diferentes tonos de gris, estos valores los puede establecer la cámara independientemente de la cantidad de luz presente.

Este comando de la cámara puede ser controlado de forma manual o automática, todo dependerá de los criterios del fotógrafo y sus necesidades.

dr

Importancia del balance de blancos en la fotografía

Los colores que captura la cámara, siempre dependerá de la luz que hay presente en el ambiente y la calidad con la que el sensor de la cámara percibe la imagen, la mayoría de los casos la percepción puede ser muy distinta.

El balance de blancos está presente tanto de forma natural como artificial, cabe destacar que el balance de blancos natural proviene de cómo el ojo de los seres vivos detectan e interpretan la luz, cuando se trata de una forma artificial se refiere al sensor de la cámara fotográfica y la capacidad de software para adaptarse a la luz.

Todo dependerá de una serie de características que están en el ambiente, la mayoría relacionadas directamente a la luz presente en el lugar donde se toma la fotografía, valorando la distribución del espectro de energía presente.

Balance de blancos en camaras analogicas

Una de las desventajas más importantes de las cámaras clásicas o analógicas, era la percepción de la luz y su capacidad para distinguirla, es decir, determinar si la luz era blanca en toda su expresión o no.

En el caso de las filmadoras clásicas, las películas se configuraban de acuerdo a la luz presente, utilizando una temperatura de color similar a la luz del flash, además se solían utilizar filtros físicos para atenuar o tratar de cambiar la temperatura de color presente en el ambiente.

Luz natural y artificial en el balance de blancos

 En presencia de luz natural, la energía en la iluminación está distribuida de una forma muy parecida a como esta en la tecnología, donde se distribuye en tres componentes de color, llamados abreviadamente como RGB.

Al momento de aplicar luz artificial, es muy posible que se modifique estos valores, ejerciendo predominio de un color sobre otro, por ejemplo en el caso de la luz de tungsteno, la cual estimula el predominio del color rojo, muy utilizada en escenarios cálidos, para resaltar tonos rojizos.

La cámara fotográfica, procesa la luz de una forma muy diferente como lo hace el ojo humano, ya que se vale de un sensor CCD o CMOS para detectar e interpretar la luz con una temperatura preestablecida de color desarrollada por sus fabricantes.

Sin embargo, el software de la cámara permite establecer efectos de iluminación, compensando los elementos naturales de luz, intercambiando la temperatura de los colores para buscar un acabado vivido y adaptable a las necesidades del usuario. 

Gracias  a esta tecnología, la fotografía tiene elementos hermosos y resaltantes, donde se establece un balance perfecto de colores de acuerdo a cada captura percibida.

Categorías:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre Nosotros - Política de cookies - Política de privacidad | 2020 - Doctor Nopo. Todos los derechos reservados.